“TALIBANES IDEOLOGICOS”

Declaró un
ex presidente de la republica en un coloquio, al cual asistí el día
martes en horas de la tarde, refiriéndose al gobierno ecuatoriano actual
y su política económica y externa 

El adjetivo
de Talibán, lo mencionaba, por el absurdo de las medidas económicas
tomadas, especialmente durante este año y que estaban dejando en zoletas
al aparato productivo del país y en general al consumo y ahorro de
las familias. Una de las medidas que mas criticaba era el “enconchamiento”
del Ecuador, frente al mundo comercial, a través de las restricciones
impuestas a las importaciones mediante aranceles, paraaracenles y cupos
de importación. 

Esta medida
que supuestamente sirve para frenar los déficits de balanza comercial
o en términos mas entendibles, frenar la fuga de dólares vía compras
al exterior, realmente es como poner el dedo al final de una manguera
con un chorro incontrolable de agua; finalmente se termina rompiendo
la misma, haciendo mas grande la inundación. 

Durante todo
el coloquio se fueron desmenuzando las cifras, las cuales ratificaban
de manera categórica la teoría, de que el gobierno de turno estaba
actuando de manera absurdamente ideológica y no lógica, y que para
variar estaba dando excusas sin fundamento para la toma de estas medidas,
y que realmente lo que estaba poniendo en juego la dolarización, era
el abultado gasto del gobierno central, mas no la baja del precio del
petróleo, ni de las remesas. Un ejemplo de esto es que en el año 2003
el precio promedio del petróleo ecuatoriano estuvo en 27.5 dólares
*el barril y las remesas de migrantes en 1,600 millones de dólares
**, y en ese momento jamás se nos hubiera ocurrido restringir importaciones,
peor entrar a un bimonetarismo, porque el presupuesto general del estado
era 3 veces menos que el de hoy, en donde tenemos precio del petróleo
en 30, y remeses en 2,500 millones de dólares.  

Concluyo diciendo
que no creo que los funcionarios de gobierno sean Talibanes Ideológicos,
por razones absurdas, pienso que ellos tienen trazada la ruta crítica
hacia la consolidación del poder en el socialismo, dado que lo único
mas popular que Correa es el Dólar y que ideológicamente, aunque no
tenga reservas para emitir y desdolarizar, el consumo y la mejora de
la calidad de vida que se ha generado en las familias por la dolarización,
riñe ideológicamente con la Revolución Ciudadana, y que detrás de
estas medidas económicas esta realmente la perpetuidad de Correa en
el poder, empobreciendo a la población, convenciendo a los mas pobres
con caramelos y desterrando su único enemigo de verdad: el dólar. 

Si el gobierno
realmente quisiera salvar la dolarización, debería archivar el informe
de la comisión de deuda,  hacerse de buenas con los organismos
internacionales, bajar el presupuesto del estado a 10 u 11 mil millones
de dólares, y permitir que las familias, consuman lo que les alcanza
con la mejor calidad y no lo que el gobierno quiere que consumamos. 
 

HE DICHO 

Fuentes:* y **, cifras del
BCE

Estado absoluto, gran estafa

Diario Expreso

“En el siglo XX, la Unión Soviética adoptó el papel del Estado absoluto que
convirtió a la economía soviética en un sistema totalmente incompetente”.
“Aprender esta lección nos costó muy caro” y “estoy seguro de que nadie quiere
que se repita”, dijo el 28 de enero de 2009 Vladimir Putin, primer ministro de
Rusia, al inaugurar el Foro Económico de Davos “Modelando el mundo de la post
crisis”, ante 2.500 delegados de 100 países y 40 jefes de Estado, para debatir
los rescates estatales financieros. Alertó de los peligros del socialismo, el
keynesianismo y el militarismo,
“Una intervención excesiva en la actividad
económica y la confianza ciega en la omnipotencia del Estado, es decir teorías
socialistas, son otro gran error”, dijo.

En crisis algunos gobiernos se
ven tentados a ampliar el poder y el papel del Estado y tomar medidas simples y
populares en la economía.

“No hay ninguna razón para creer que podamos
lograr mejores resultados al trasladar la responsabilidad al Estado”. El
incremento injustificado del “déficit presupuestario” y la acumulación de la
deuda pública “son destructivos”.

“En aplicación desmedida de la teoría
neoclásica o keynesiana, con la excusa de rescatar los mercados financieros, los
sectores del automóvil o la construcción, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña,
España disparan el gasto público.

“El keynesianismo militar para
levantar su economía de la recesión exprimirá enormes recursos financieros y
otros recursos de la economía en lugar de encontrar mejor y más prudente uso de
los mismos”.

“Obama votó otro plan de rescate de $ 789.000 millones que,
con el Plan Paulson de $ 700.000 millones, suman dos billones de dólares.

El fundador del partido comunista del Perú, Eudocio Ravines, (1897-1979)
de la cúpula mundial roja en Moscú, ex comisario político del Kremlin en España
que, según decía, “limpió las filas republicanas de la basura capitalista”,
abandonó las filas comunistas “para que la gente abra los ojos”. La economía
mixta (Keynes) introduce el totalitarismo.

“Permitir que los militares
roben en el gobierno y puedan hacer toda clase de negocios lícitos e ilícitos
fue la doctrina política lanzada desde la URSS”, afirmó.

“La alegría me
estallaba dentro porque me marchaba del país del socialismo, adonde llegué la
primera vez con unción y favores de cruzado. Esa alegría era el funeral de mi fe
y el saludo a la libertad. Iba a volver a ser libre, pero no bajo el socialismo,
sino en el mundo capitalista al que tan fieramente había combatido. Iba a saltar
la línea que separaba a los dos mundos y la idea de ese salto sacudía la ínfima
partícula de mis nervios”, dijo.

Fue asesinado al retornar a México, dos
días después de dictar una conferencia en Guayaquil. En 1952 dijo que el
socialismo es “La gran estafa”. Para Mao Tse Tung era “la revolución cultural”.
Para Rafael Correa Delgado es “la revolución ciudadana”.

De comunista a neoliberal

Diario Expreso

Libia es una dictadura socialista. Su único líder Muammar al-Gaddafi el
“Hermano Guía de la Gran Revolución”, ejerce los plenos poderes. Es la
“Gran República Árabe Popular y Socialista”.

Impuso el terrorismo contra EE.UU. y occidente. En los 80 sus
terroristas explotaron un avión en el Reino Unido (Atentado de
Lockerbie) y otro en África (el vuelo UTA 772). En el 2003 Gaddafi
admitió la responsabilidad de libios en los crímenes e indemnizó a los
familiares de las víctimas.

Convicto de apoyar a terroristas en todo el mundo y ancestral enemigo
del libre mercado, para reducir la pobreza y la enorme burocracia del
Estado implanta ahora, en su país, el libre mercado neoliberal.

Conocido como el «perro loco», que impuso en 1977 la revolución
socialista, la miseria determinó que el propio Gaddafi, y su influyente
hijo Saif al Islam buscaran ayuda, no obstante sus enormes ingresos
petroleros.

El 1 de diciembre, (39 aniversarios de la toma del poder) lanzó una
proclama a favor del liberalismo económico, diseñado por el
“neoliberal” Michael Porter.

$25.000 millones pasarán a los bolsillos de sus ciudadanos. Y que los
burócratas (un millón de empleados) 51% de la fuerza laboral se
conviertan en pequeños comerciantes o empresarios.

Eliminará 400.000 empleados públicos, privatizará todas las empresas
estatales. Dispone de $123.000 millones para 5 años. Ha privatizado a
más de 300 empresas en sectores estratégicos como el bancario. El
Estado cedió el control al francés BNP Paribas y prevé hacer igual con
otros y el combustible de aviación. «El objetivo es que el sector
privado tome el control de todas las compañías. Mejoramos su situación
financiera para que se conviertan en atractivo para los inversores»,
dijo Gaddafi, hijo.
Los libios deben estar preparados para recibir su parte de los ingresos
del petróleo desde principios del próximo año. Todo estará en vuestros
bolsillos. No tengáis miedo, al principio habrá algo de caos», declaró.

Abolirá todos los ministerios. Mantendrá los de Justicia, Seguridad, Defensa y Relaciones Exteriores.

Modernizan la economía. Implantan cajeros automáticos, remodelan el
aeropuerto y desarrollan dos enormes edificios de 40 pisos (las «Torres
de Trípoli») que construirá por $500 millones una firma árabe, un hotel
de 5 estrellas, apartamentos amueblados, oficinas provistas del
equipamiento moderno diferente al estilo de Libia socialista. Forman cuadros empresariales, inexistentes en Libia. «El desafío es
introducir una economía de mercado evitando los errores que han llevado
a enormes desigualdades» en Europa del Este. No ocurrirá de la noche a
la mañana. Llevará años».

Mientras esto ocurre, el presidente Correa se entrevistó con Gaddafi,
luego de realizar una escala técnica en el aeropuerto de Trípoli.
Dialogaron por 25 minutos en improvisada carpa.