Libertad económica: escandinavos y latinoamericanos

Existe una correlación entre la libertad económica y el ingreso por habitante. Los gobiernos socialistas nórdicos (de nombre) están liberalizando la economía, todo lo contrario en algunos países latinoamericanos, siendo Chile y El Salvador las economías más libres de América Latina, Venezuela la más reprimida y Ecuador siguiendo malos pasos. Según el Índice de Libertad Económica de The Heritage Foundation y The Wall Street Journal para el 2007 Ecuador ocupa el puesto No. 108 y el Informe Anual 2007: La Libertad Económica en el Mundo, desarrollado por el Cato Institute de EE.UU. y el Fraser Institute de Canadá, nuestro país está en el puesto No. 112.

Al respecto, en la página web del Cato Institute se publicó lo siguiente:

Manuel Hinds señala que los países nórdicos han liberalizado sus economías en los últimos 30 años y que “”acusar al ‘neoliberalismo’ de ser anticuado y de ir en contra de los pensamientos socialistas más avanzados es en el mejor de los casos una muestra de ignorancia y en el peor una mentira”.

El artículo que se escribió para los salvadoreńos en el Diario Hoy de El Salvador (y aplicable para el Ecuador) a continuación.

Libertad Económica, los países nórdicos y Latinoamérica
Por Manuel HindsCato Institute
Octubre 5 de 2007

Manuel Hinds ex Ministro de Finanzas de El Salvador y autor de Playing Monopoly with the Devil: Dollarization and Domestic Currencies in Developing Countries (Council on Foreign Relations, 2006).

La semana pasada hablamos del error que, por no estar al tanto de los acontecimientos mundiales, muchos cometen en el país al creer que: (1) la tendencia de los países más avanzados del mundo es hacia incrementar el control del estado en la economía; y que (2) lo que han dado en llamar el “neoliberalismo”, otro nombre para la libertad económica, es una teoría anticuada. Muy frecuentemente, las personas que creen en estas dos ideas dicen que en El Salvador debemos tener una mente más abierta y no seguir modelos de países con economías “neoliberales”, tales como la los Estados Unidos, sino modelos más avanzados socialmente, tales como los de los países nórdicos. Estas personas se sorprenderían mucho si supieran que, como se ve en la gráfica adjunta, para seguir su consejo tendríamos que volvernos un poco más “neoliberales” porque el promedio de la libertad económica de los países nórdicos (Suecia, Noruega, Finlandia, Islandia y Dinamarca) es más alto que el de nuestro país. Es decir, las economías de estos países socialistas son más “neoliberales” que la nuestra.

La gráfica muestra también que la tendencia en esos países en los últimos treinta años no ha sido a reducir la libertad económica sino a incrementarla. En la mayor parte de los casos, esto no ha pasado porque la derecha ha ganado las elecciones sino porque los gobiernos socialistas decidieron liberalizar sus economías porque comprendieron que la economía de mercado no sólo es mejor que la economía controlada por el estado en términos de desarrollo sino también que es la única que es consistente con la libertad política. Eso es lo que para ellos es moderno, no lo que creen aquí los desinformados.

Mhinds2_0

Fuente: The Fraser Institute para la libertad económica y los Indicadores Mundiales de Desarrollo del Banco Mundial para el Ingreso por habitante.

La gráfica es muy informativa en otras dimensiones también. Por ejemplo, quizás usted creía que Latinoamérica se había convertido en una región groseramente “neoliberal”, y que nuestros problemas económicos se derivaban de esto. Note que el grado de “neoliberalismo” de Latinoamérica tomada como conjunto es muy bajo. Con una calificación promedio de 6.5, ocuparía el puesto 76, al mismo nivel que Uganda. Es decir, si algo ha fallado en la América Latina en los últimos treinta años no es que la región se haya vuelto demasiado “neoliberal”—comparada con los países desarrollados no lo es.
La ironía presentada por la realidad a los que creen que lo moderno es incrementar el control del estado es mucho más aguda. Los socialistas tienen un país en Latinoamérica que pueden mostrar como ejemplo del éxito de sus tendencias políticas: Chile. Este es el país más avanzado de la región y es también el que más tiempo ha estado gobernado por un partido socialista democrático. Sería ideal para ellos el mostrarlo como ejemplo. La ironía es que Chile es también el más “neoliberal” de la región. Su grado de neoliberalismo es tan alto como el de los países nórdicos y es casi tan alto como el de el socialista Reino Unido.

Todo esto lo que deja claro es que acusar al “neoliberalismo” de ser anticuado y de ir en contra de los pensamientos socialistas más avanzados es en el mejor de los casos una muestra de ignorancia y en el peor una mentira.

Usted puede desmentir a los así llamados intelectuales que quieren que vayamos en contra de los países socialistas avanzados en términos de la organización de la economía. El Salvador ocupa el número 18 en libertad económica. Si algo tenemos que hacer es liberalizar más nuestra economía para alcanzar a los líderes nórdicos, como Finlandia e Islandia (empatados en el número 11) y Dinamarca (número 15).

Este artículo fue publicado originalmente en el Diario Hoy (El Salvador) el 5 de octubre de 2007.

Anuncios