Quedarse fuera del TLC es mal negocio’

Romulo_lopez_cordero_100w_1
La semana pasada Marzo 15 apareció la siguiente entrevista que reproduzco a continuación realizada por el Programa Apertura Latinoamericana de CADAL y dirigido por Gabriel Salvia, que aparece los días jueves en Radio Palermo en Buenos Aires Argentina. Entre otros puntos que toque resaltan los siguientes:

-Ecuador es un país que tradicionalmente no ha sido muy violento, pero sí ha tenido muchas ideas de izquierda.
-Al contar con una misma moneda es bastante transparente el sistema y yo te diría que si se da el TLC en Ecuador habría más posibilidades de éxito. Ahora, el TLC no es lo único que hay que hacer en Ecuador.
-En una economía dolarizada todo se hace transparente y obviamente si el gobierno era ineficiente se veía en las empresas públicas.
-Los políticos quieren figurar como que están girando hacia la izquierda. Pero ves gobiernos como el de Uruguay que está muy dispuesto a firmar un TLC. Por supuesto todo muy, como decimos en Ecuador, debajo del agua, sin que se enteren, sin que la prensa ni nadie lo note. Y yo te diría que muchos países andan en la misma línea.
-Nosotros en Atlas Economic Research Foundation no hacemos estudios, ni trabajos de investigación, pero sí nos dedicamos a apoyar a gente que sí lo hace. Tanto en Argentina, como en toda América latina y, en general, alrededor del mundo.
-Estoy desde el año pasado tratando de reunir expertos en políticas públicas en América latina que tengan cierta visión de libre mercado. Creo que es una herramienta interesante, porque expertos hay de todo, en todas partes y hay mucha guías, pero hasta ahora nadie ha tratado de hacer esta guía de expertos con un enfoque favorable al mercado.

A continuación la entrevista.

Fuente:
CENTRO PARA LA APERTURA Y EL DESARROLLO DE AMERICA LATINA
http://www.cadal.org

Realizada el 15 de marzo en “Apertura Latinoamericana”

Rómulo López Cordero es Economista, Senior Fellow de la Atlas Economic Research Foundation, graduado ITESM Monterrey MBA y Economista por la Universidad Francisco Marroquín.

Gabriel Salvia: ¿Cómo ves, como ecuatoriano y como analista en temas políticos y económicos, esta posibilidad de que Ecuador pueda firmar un TLC con Estados Unidos?

Rómulo López: Hay dos puntos importantes aquí. El primero es que sea cual sea el esquema en el cual se está firmando, el tratado como tal, yo creo que es positivo. Obviamente, hay mejores alternativas, pero dadas las realidades políticas del país, yo creo que es lo mejor que es está haciendo. Entonces, en ese sentido, si se llegara a dar la firma, porque hay que ver todavía dada la situación política complicada en este momento, la misma traería beneficios. Obviamente lo óptimo sería que Ecuador abriera unilateralmente sus fronteras arancelarias. Una movida similar a la que hizo Chile en los 80´s, bajando los aranceles hasta llegar a niveles muy bajos o inexistentes, incluso.

G. S.: ¿Cómo puede impactar esta eventual firma de un TLC entre Ecuador y Estados Unidos en las elecciones que tendrá Ecuador este año?

R. L.: Mira, impacta bastante. De hecho ya impacta en este momento, porque obviamente todos los movimientos sociales, encabezados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) han convocado a un paro. Todas las provincias de la Sierra en este momento están paralizadas. Y obviamente todos los candidatos en Ecuador tienen algún tipo de posición. Con excepción de uno o dos candidatos que son considerados, por así decirlo, de la derecha tradicional, todos están unánimemente en contra. Hay que recordar que Ecuador ha sido un país que tradicionalmente no ha sido muy violento, pero sí ha tenido muchas ideas de izquierda. Entonces, lo que vemos en este momento es esa reacción. Yo creo que va a afectar las elecciones de alguna manera. Pero a final de cuentas el país siempre se divide a lo largo de líneas regionales: los candidatos de la sierra, los candidatos de la costa. Y no hay una clara ideología, más allá de que podríamos decir que en la sierra se tiende mayoritariamente hacia la izquierda, y en la costa se tiende mayoritariamente hacia la derecha o el libre mercado. Aunque eso no es necesariamente cierto en estos días. Entonces, sí tiene efectos, ya los estamos viendo con las movilizaciones indígenas. Pero en definitiva es más que nada retórica. Yo creo que en el fondo los políticos ninguno quiere firmar el TLC, ninguno quiere pasar a la historia ante los movimientos sociales como el que lo firma pero, todos se dan cuenta, de alguna forma, que quedarse fuera del TLC es mal negocio.

Ricardo López Göttig: ¿En qué medida ayuda la dolarización de la economía ecuatoriana para el proceso del TLC?

R. L: Te diría que ayuda grandemente. Porque usualmente cuando tienes un tratado de libre comercio uno de los puntos más difíciles es el tema de la competitividad y aquí los gobiernos tienden a manipular la economía a través de los ajustes devaluatorios. En este caso, al contar con una misma moneda es bastante transparente el sistema y yo te diría que si se da el TLC en Ecuador habría más posibilidades de éxito. Ahora, el TLC no es lo único que hay que hacer en Ecuador. Ecuador es un país que se mueve muy lentamente en cuanto a reformas, y cuando las hace, las hace incompletas. Es decir, hace cinco años se hizo la dolarización, se debería haber seguido en un esquema de reforma tributaria apertura de fronteras y no se ha hecho absolutamente nada. Lo único que se ha hecho es una dolarización y entonces eso tiene un impacto. No porque se haya hecho la dolarización, sino porque no se ha hecho nada más. Pero, en ese sentido, el hecho de que tengamos dolarización es altamente favorable. Como te digo, no es lo único a tener en cuenta, pero yo creo que es un paso en la dirección correcta.

R. L. G.: ¿Y qué resultados tuvo hasta este momento la dolarización? ¿Ha sido beneficiosa para la economía?

R. L: Si lo analizas objetivamente ha habido bastantes beneficios. Ves las cifras, los números de crecimiento económico en Ecuador, y tienes que, literalmente, en cinco años el producto bruto se ha duplicado. Obviamente, ahí tienes que tener en cuenta que la economía se estaba recuperando de una gran crisis bancaria. La economía se ha mantenido estable a pesar de todo el problema político. Y se ha logrado desconectar, de alguna manera, la parte económica de la parte política. Entonces tienes que cayó el presidente anterior, Gutiérrez, ha habido movilizaciones indígenas, y bueno, hay escasez de alimentos y ese tipo de cosas porque se cierran las carreteras y las vías y los mercados; pero al mismo tiempo no hay un efecto importante sobre la economía en general: no hay una hiperinflación, no se dispara nada. Incluso en algunas zonas del país, a menos que estés constantemente viendo las noticias, y veas que hay paro en las provincias centrales y veas que hay paro en tal o cual parte, no sientes nada, más allá del alza en el precio de los alimentos porque se han cerrado los mercados, no sientes realmente el efecto de la crisis política. Entonces, desde ese punto de vista ha sido muy positivo. Ahora, la gente obviamente dice: “no, antes de la crisis ganábamos más”; y es la gente que siente que es más dura la situación. Tienes que recordar que en una economía dolarizada todo se hace transparente y obviamente si el gobierno era ineficiente se veía en las empresas públicas. Antes si la empresa eléctrica era ineficiente, el gobierno en determinado momento devaluaba y todo se ajustaba y se hacía más barato. Ahora no existe ese mecanismo y lo que hay que hacer es entrar a reformar el sector de infraestructura: energía eléctrica, agua, teléfonos. Tenemos servicios muy caros. Entonces claro, la gente le hecha la culpa a la dolarización, pero no es la dolarización la que causa el problema sino que es que tenemos una economía altamente estatizada. La dolarización es altamente positiva, pero tienes ese problema: que la gente equivocadamente le hecha la culpa a la dolarización. El problema es que no tiene que ver con la dolarización sino con la economía tan cerrada que tenemos.

R. L. G.: ¿Y hay alguna propuesta en torno a volver a tener una moneda propia?

R. L.: Los sectores sociales y ciertos grupos han propuesto volver a la moneda propia, pero es algo que no tiene mayor acogida, sobre todo porque a nivel popular la gente recuerda y tiene muy fresco en la cabeza el problema de la incautación de los fondos en los bancos, un poco como el corralito argentino. Acá fue una especie de corralito o congelamiento bancario ecuatoriano, entonces la gente no está muy dispuesta. Sí piensan en los Sucres, pero es más a nivel ideológico de organizaciones que tienen una agenda de por medio. Pero a la gente en la calle: “no, yo no quiero Sucres, yo quiero dólares y punto; me olvido del tema”. Entonces ahí es donde entran en juego estas organizaciones ideológicas a decir que la causa de la crisis del Ecuador es la dolarización, cuando no es así, es mentira. Existe ese debate todavía, pero yo te diría que a nivel general no tiene mucha acogida, por el momento.

G. S.: Sabemos que en Atlas Economic Research Foundation le dedican un especial interés a lo que es la apertura y la integración económica en las Américas, y quería tener tu opinión sobre cómo ves ese proceso post Cumbre de las Américas, donde supuestamente “el ALCA y el libre comercio en las Américas quedaba sepultado”.

R. L.: Si te refieres a lo de Mar del Plata del año pasado, yo creo que eso fue una cuestión muy política, y que no tuvo mayor impacto en los procesos de liberalización en América latina. Lo que pasa es que hay una tendencia hacia la izquierda en los gobiernos de estos años. Entonces los políticos quieren figurar como que están girando hacia la izquierda. Pero ves gobiernos como el de Uruguay que está muy dispuesto a firmar un TLC. Por supuesto todo muy, como decimos en Ecuador, debajo del agua, sin que se enteren, sin que la prensa ni nadie lo note. Y yo te diría que muchos países andan en la misma línea. El presidente Palacios, que originalmente se mostraba como anti TLC, pues ahora ha aparecido como que lo va a firmar. Le ha dado “largas” al asunto, lo ha menospreciado, pero en definitiva lo está haciendo. Lo cual te dice que no les queda más que hacerlo. Entonces yo creo que lo de la cumbre fue mucha cháchara, llamar la atención, decir que esto aquí no sirve, pero al mismo tiempo -por otro lado- siguen las negociaciones. Por eso yo no sé hasta que punto está enterrado el proceso de mercado y tienes países como Brasil que no terminan de plegarse a la alternativa bolivariana para las Américas, que tiene un discurso, por así decirlo, doble.

G. S.: Por último, Rómulo, qué es lo que hace la Atlas Economic Research Foundation, cuáles son sus intereses en América latina y me gustaría que nos cuentes de ese directorio de expertos que estas armando.

R. L.: Atlas es una fundación que se creó hace 25 años. Básicamente nuestra misión es de apoyo, sobre todo logístico, de conocimientos, a organizaciones que quieran promover el libre mercado desde el punto de vista de las políticas públicas. Entonces esa es nuestra labor, desde esa óptica. Nosotros no hacemos estudios, ni trabajos de investigación, pero sí nos dedicamos a apoyar a gente que sí lo hace. Tanto en Argentina, como en toda América latina y, en general, alrededor del mundo. Te diría que América latina es el área más grande con la cual trabajamos. Tenemos presencia de institutos en casi todos los países de América latina, solo hay dos o tres en los cuales no tenemos presencia. Y últimamente, Atlas tenía una guía de expertos que lo teníamos un poco en el horno, a la espera de un momento adecuado. Entonces yo ahora estoy tratando de relanzar esta guía, que la formamos inicialmente en el año 2001, y estoy desde el año pasado tratando de reunir expertos en políticas públicas en América latina que tengan cierta visión de libre mercado. Si tu vas a nuestra página web: http://www.atlasusa.org y luego en la parte de “directory”, vas a encontrar la guía de expertos de Latinoamérica. Yo creo que es una herramienta interesante, porque expertos hay de todo, en todas partes y hay mucha guías, pero hasta ahora nadie ha tratado de hacer esta guía de expertos con estas características. Es un trabajo bastante complejo porque en Latinoamérica la cosa es más movida de lo que podría ser acá en Estados Unidos, donde en cuanto a experiencia profesional la gente tiende a moverse más de instituciones o de ciudades. Pero en general, yo creo que va avanzando bien este producto. Y espero que para mediados o finales de este año pueda tener la guía impresa. Y si alguien está interesado puede visitar nuestra página web para solicitar una guía impresa o incluso solicitar la guía de expertos en línea, que ya está disponible en este momento.

Apertura Latinoamericana se emite los días miércoles de 19 a 20 horas de Argentina por RADIOPALERMO 99.5 y se puede escuchar en vivo por Internet ingresando a www.radiopalermo.com.ar

Anuncios

2 comentarios sobre “Quedarse fuera del TLC es mal negocio’

  1. Estoy de acuerdo en que ahora, el quedarse fuera del TLC para el Ecuador es mal negocio. En lo que no estoy de acuerdo es en la forma poco transparente y poco comunicativa en la que se la esta llevando. Si en Uruguay lo estan firmando “por debajo del agua” alguien se esta favoreciendo y perjudicando a otros. Lo mismo ocurre en el Ecuador. Lo que pasa es que el movimiento indigena quiere participar. Los medios de comunicacion deberian dar mas espacio a este tipo de eventos, como se lo hace aca en Europa con motivo del referendum para la Union Europea. En las horas picos los canales de television (la mayoria canales estatales) transmiten debates, no solo de expertos, sino de jovenes estudiantes (escolares, secundarios y universitarios) ademas del publico en general. Pero como eso no da rating… y por ende no vende… o no se quiere dejar participar a todos, los movimientos de izquierda tienen los ingredientes para paralizar el pais. Otra cosa, cuando se comente de Chile en los ochenta no hay que olvidar bajo que regimen se lo hizo y cual fue su costo social o tragedia, por la cual ahora Pinochet esta siendo juzgado, no solo por las desapariciones de vidas humanas sino por el dinero depositados en bancos del extranjero. Es verdad que la politica economica de los chicago boys funciono y que llego el milagro chileno gracias a la escuela de Milton Friedman, pero bajo que regimen. Otro punto para aclarar es acerca de la dolarizacion: si bien es cierto que la dolarizacion (siendo una moneda flexible) deja esteril la politica monetaria ecuatoriana, no podemos devaluar para ayudar a las exportaciones. Ahora sin devaluar la gente recupera en parte su poder adquisitivo y es por eso que se a incrementado el consumo. En general la balanza comercial (quitando el sector petrolero) es negativa. Es decir que se ha mantenido la dolarizacion gracias al incremento del rubro del precio del petroleo (y no su produccion,que inclusive a bajado)y el de las remesas internacionales (osea el de la gente que trabaja en el extranjero y envia a sus familiares). Hay que tomar en cuenta la inflacion que en dolares es alta, ademas del incremento de las tasas de interes en Estados Unidos. En si la dolarizacion se ha mantenido gracias a estos dos rubros (petroleo y remesas internacionales). Hay que tomar en cuenta que la gente destina el dinero que recibe del extranjero para consumir y en gran porcentaje productos importados. En lo que concuerdo al final es en abrir el mercado y privatizar, pero asi mismo en forma transparente, atravez del mercado de valores (bolsa de valores) y que todos seamos participe del proceso. Ademas la politica fiscal (siendo la unica herramienta que nos queda en la dolarizacion) debe ser ordenada y el presupuesto una vez fijado, no se puede incrementar. Ese es un grave problema que tenemos de los gobiernos seccionales y mas cuando el ejecutivo no tiene la firmeza y es chantajeado por varios sectores (debido a comporomisos adquiridos y muchos de ellos en campanas politicas). Y es por esto mismo que la politica siempre va a estar ligada con la economia, sino que lo diga James M. Buchanan o el mismo Ronald H. Coase con su teorema, o mejor por que no revisar de nuevo el libro Public Choice III de Dennis C. Mueller. Abrir nuestras fronteras con dolarizacion es lo indicado, pero las elites politicas tendran que ceder al autoritarismo estatal, todos los politicos (con contadas execepeciones) son mercantilistas, no hay ideologias claras y en eso tambien estoy de acuerdo. Ahora me encuentro estudiando un doctorado en politica economica en la University of Economics, Prague (VSE v Praze) asi mismo doy clases de economia latinoamericana en la misma universidad. Puedes contar conmigo en caso de consulta, me interesa el tema. Mi tesis de grado sera acerca de abrir un libre mercado en la region combatiendo la lacra de la corrupcion (que la mayoria desgraciadamente esta en los sectores publicos y en los politicos que protegen bajo leyes constitucionales sus empresas de la libre competencia). Esto creo lo tenemos bien identificado quitandole credibilidad a los izquierdistas pero lamentablemente asi mismo confundiendo el concepto del libre mercado cuando se protege a los grupos poderosos. Hay que poner bien claro el proyecto a trazar, cuanto va a durar la transicion, porque esto no es de un dia para otro, este proceso es de largo plazo y todos debemos cooperar y avanzar hacia un mismo destino.
    Econ. Alex Anazco (guayaquileno)
    Praga – Republica Checa
    E-mail: alexanazco@yahoo.com

  2. Si las políticas de los Chicago Boy’s funcionan, entonces por que se nos hace tan dificil aceptarlas. Es cierto que atrás de ellos había una dictadura y eso es lamentable y es una situación que no debe de repetirse. La pregunta es por que no lo podemos hacer nosotros en democracia que si la tenemos. Estoy de acuerdo en que ha habido poca difusión del TLC y en comparación a la dolarización que se la venía discutiendo desde la famosa convertibilidad de Bucaram en el 96 es nada lo que se ha hablado frente a 4 años y la crisis economica brutal del 99 que hubo en Ecuador para dar el paso. Sin embargo yo pregunto que habría pasado con Ecuador si dolarizamos o hacemos convertibilidad en el 96 cuando se la propuso primero. ¿Nos habríamos ahorrado la crisis, quizá? Se que es dificil pronosticar el futuro y entrar a analizar bajo el esquema del que hubiera pasado. Pero podemos seguir discutiendo sobre las virtudes del libre mercado o de los procesos liberadores pero alguien tiene que tomar la decisión y hacerlo…Para mi un tratado de libre comercio sería tan facil como hacer lo que hizo Olmedo en la constitutción de Guayaquil de 1820 en su artículo tercero. “El comercio será libre, por mar y tierra (añadir aire y electronicamente hoy en día), con todos los pueblos que no se opongan a la forma libre de nuestro gobierno”. (11 de Noviembre de 1820) Y borron con toda ley, regulación o reglamentación que limite este artículo constitucional. Estoy de acuerdo en que hay mucho grupo poderoso que hay que desnudar, no con más regulaciones, pero si con mayor libertad económica. Y estoy seguro que el tratado está lleno de salvaguardias para evitar la competencia y proteger a estos grupos. Sin embargo es lo mejor que tenemos en nuestra realidad política hasta ahora. Ya lo decía el mismo Olmedo en otra cita que hacía “¿Hasta cuándo no entenderemos que solo sin reglamentos, sin trabas, sin privilegios particulares pueden prosperar la industria, la agricultura y todo lo que es comercial, abandonando todo el cuidado de su fomento al interés de los propietarios?” (Poesía-prosa, El discurso en las Cortes de Cádiz sobre la abolición de las mitas). 186 años y el país aún no se pone de acuerdo y sigue discutiendo esto y seguimos poniendo regulaciones y dando privilegios….

Los comentarios están cerrados.