Reactivar la producción mediante el IVA

El ex-Ministro Rafael Correa, y la actual Ministra, Magdalena Barreiro tienen algo en común en su visión de la reactivación productiva: creen que una rebaja del IVA por castigar menos el consumo, y por ende alentarlo relativamente, lleva a aumentar la producción.

Ahora bien: cualquier rebaja de impuestos es saludable, pues deja más recursos en manos del sector privado donde tanto los incentivos para tener éxito y no errar son adecuados, y donde se crea valor agregado sin necesidad de ‘grandes líderes’ que de vez en cuando pongan la casa estatal en orden.

Sin embargo pensar en recortar el IVA y no el Impuesto a la Renta, revela la tendencia keynesiana (Consuncionista o Consumista) y no Produccionista de estos ministros.  Piensan que el consumo es la medida de salud de la economía.  Si volvemos a una moneda politizada local (Sucres o Condores, etc) la gente saldrá a consumir porque querrá librarse del dinero para aferrarse a bienes (tipico de las devaluaciones) como autos y otros bienes no-perecibles, pues el dinero ya no protege su ahorro y salarios.  Pero con este ejemplo vemos que el consumo no es lo importante.  Lo importante es la producción que habilita posterior consumo incrementado.  La oferta crea la posibilidad de demandar, y sólo lo que se produce puede ser consumido.  Por tanto, liberar el IVA, aunque sea un paso importante, es muy secundario frente a una rebaja del Impuesto a la Renta.  Este lo pagan, eluden o semi-invierten de mala manera, quienes más empleo y productos crean: los emprendedores.

Ministra Barreiro, sólo un breve mensaje:  La economía se hace de producción que lleva al consumo, no de consumo que "tira de la producción" como se piensa en círculos keynesianos.  Por eso los recortes de impuestos a los "ricos" crean riqueza, pues liberan a los más ambiciosos y tesoneros, que tiran del resto de la locomotora (todos nosotros) hacia adelante.  Está bien quitarle peso a los vagones (el IVA) pero lo principal es desatorar la máquina (la Renta y reparto de Utilidades forzosas) pues los empresarios grandes, medianos y pequeños son quienes tiran de la locomotora.  Es hora de abandonar a autores como Keynes, Samuelson o Sen y empezar a leer a Böhm-Bawerk, Mises y Reisman para entender qué es el capital, su relación con el empleo, y cómo una economía genera abundancia sin atentar contra la seguridad jurídica via redistribución.  No bastan los estimulos "cíclicos", sin un cambio liberador de las energías creativas ecuatorianas.

En gente inteligente, es un deber conocer todas las tendencias y escuelas, para no pecar de miopia por buenas intenciones que se tengan.