LOS NUEVOS SINDICATOS DE ALIANZA PAIS

Esta Noticia es del diario El Universo de Hoy 24 de Febrero, noticias como esta son las que me convencen de que este gobierno no quiere cambiar las cosas, solo quiere ser el nuevo dueno del pais.  En lugar de desmantelar el sistema de sindicatos que tienen por los suelos la educacion publica del pais, el nuevo gobierno crea un nuevo sindicato, les da ayuda con fondos publicos y les asegura puestos, que lindo, mas votos para la asamblea, a cambio de puestos, que algun abogado me clarifique, pero esto es un crimen tipificado de abuso de poder, tan malo como comprar conciencias en la Asamblea. 

Gobierno ayuda a maestros de PAIS

Alianza PAIS ha conformado en Guayas el Frente de Educadores Eloy Alfaro, que lo integran unos 800 maestros. A ellos les prometen nombramientos.

Alianza PAIS ha conformado en Guayas el Frente de Educadores Eloy Alfaro (FEA), que lo integran unos 800 maestros.

Los dirigentes del frente, respaldados en los directores cantonales de PAIS, les ofrecen a los maestros la ansiada partida o nombramiento, que en la mayoría de los casos –aseguran– les ha sido esquiva por 15, 20 y hasta 30 años.

Por eso prefieren abandonar las filas del Frente de Lucha de Ingreso al Magisterio (FLIM, aliado a la UNE y al MPD), donde dicen que el ingreso es más demorado, y pasarse al FEA, donde les han dicho que tienen asegurada la partida. Además de avalar el FEA, la Dirección de Educación del Guayas ha enviado a capacitadores de la entidad para que les den seminarios en los que se los prepare para las próximas pruebas que tienen que dar.

La fecha de nacimiento varía. En algunos cantones del Guayas fue el 7 de diciembre, el 15 y hasta el 18.

En todo caso, antes del 22 de ese mes, en que comenzaron las pruebas de selección de 12 mil docentes para ingresar al magisterio fiscal en el país, el nuevo Frente de Educadores Alfaristas o Frente Eloy Alfaro (FEA, por sus siglas) ya había nacido cobijado por el verde manzana del movimiento gobiernista Alianza PAIS. Actualmente tiene entre 700 y 800 miembros docentes.

Una de las gestoras y quien ha dado el aval a la conformación de las directivas del frente en varios cantones ha sido la misma directora de Educación del Guayas, Rocío Castro, militante del movimiento PAIS y funcionaria de un ministerio que desde el año pasado lidera un proceso de contratación masiva en Ecuador. En la Costa el programa está en pleno desarrollo y en la Sierra apenas están empezando las inscripciones de los docentes.

Los dirigentes del frente, respaldados en los directores cantonales de PAIS, les ofrecen la ansiada partida o nombramiento, que en la mayoría de los casos, aseguran los maestros, les ha sido esquiva por 15, 20 y hasta 30 años, tiempo en el que los profesores –algunos ya llegan a los 50 años–, han trabajado bajo contratos renovados por patrones particulares, gobiernos municipales o de la misma Dirección de Educación del Guayas. Ahora, la promesa del FEA se ha corrido como pólvora en los recintos y comunas.

Ellos lo tienen así de claro. Por eso, decenas de egresados de los institutos normalistas de la provincia prefieren abandonar las filas del Frente de Lucha de Ingreso al Magisterio (FLIM, aliado a la UNE y al Movimiento Popular Democrático), donde dicen que el ingreso es más demorado, y pasarse al FEA del Gobierno donde les han dicho que tienen asegurada la partida.

“El FLIM es de la UNE (Unión Nacional de Educadores), este frente (FEA) es del Gobierno. Las ideologías hacen la diferencia, además, en el FLIM –el ingreso al magisterio– es un proceso y acá vamos directamente al grano”, dice Mayra Cabanilla, miembro del FEA en Balzar.

El proceso del que habla Cabanilla, en verdad, les está resultando complicado para los maestros que quieren ingresar al magisterio por la vía normal, esto es ingresando sus datos en la página web del Ministerio y esperando aprobar los exámenes a los que se los somete.

En los pasillos de la Dirección Provincial de Educación al sur de Guayaquil, hay docentes que piden que se les dé cuestionarios para estudiar en lugar de plantearles temas que ellos tienen que desarrollar.
Por ejemplo, en Pedagogía, la próxima prueba que tienen que dar a inicios de marzo, se les exige dominar métodos para enseñar valores según el nivel educativo.

También protestan por lo engorroso del proceso, que implica cuatro pruebas: Razonamiento Lógico (ya realizada el 22 de diciembre), Pedagogía (del 1 al 15 de marzo), la de la materia de especialidad (sin fecha definida) y la clase demostrativa frente a un jurado calificador compuesto por autoridades, líderes comunitarios y veedores públicos.

Al aprobar estos cuatro pasos, los docentes solo acumulan 65 de los 100 puntos de la calificación, los 35 restantes se darán según la carpeta que haya presentado, en la que se incluye la experiencia del aspirante, los cursos realizados, los libros escritos, entre otros méritos.

“Estamos confundidos, en vez de preguntas nos dan instructivos”, dice Betsy Palacios, maestra contratada de una escuela municipal en el recinto Las Cruces de Colimes, que ha luchado desde hace catorce años por tener su nombramiento.

Con su afiliación a la FEA espera conseguirlo. “Es el último intento que hago”, dice la maestra que era la dirigente del FLIM en este cantón, pero desde diciembre pasado es la secretaria del FEA. “Los compañeros no quieren estar en el FLIM, no puedo ponerles un cuchillo”, dice la mujer, embarazada de seis meses, mientras enseña las actas de las sesiones del FEA. Incluso anuncia que ya se elaboran los membretes del frente, al que le han pensado agregar el rostro del histórico líder del liberalismo, Eloy Alfaro Delgado.

Anuncios