¿Existe un conflicto inherente entre principios e intereses? Una declaración de intenciones.

La ética es la disciplina -o área- del conocimiento que define lo que es correcto en cuanto a medios se refiere.  La moral va un paso más allá, y nos dice lo que "debería ser".  La diferencia entonces entre ética y moral es muy sencilla si la graficamos con un ejemplo:  Si quiero ayudar a una persona que sufre una desgracia temporal, la ética me indica qué medios son los legítimos para ayudarla.  Puedo hacerlo personalmente, liderar una iniciativa comunitaria, y hallar muchas formas pacíficas (que respeten vida y propiedad ajenas) de hacerlo.  La moral me dirá si debo hacerlo, dada cierta circunstancia.  Por ejemplo, puedo estar haciéndole un daño a alguien si le rescato de problemas una y otra vez sin que enmiende sus defectos de carácter, pues nunca enfrentará la realidad de su situación.  O puede darse el caso de que si no ayudo a alguien en una depresión emocional profunda, podría intentar quitarse la vida y mi intercesión pudo haberle animado, viendo potenciales en su vida y razones para vivir.  La ética me dice el cómo puedo hacerlo, y la moral me dice si en tal o cual situación debería hacerlo.

Una vez establecida esta diferencia, volvamos a la pregunta del principio.  Los seres humanos actuamos para pasar de una situación menos satisfactoria a una más satisfactoria (no hablamos de nuestra parte biológica, que finalmente tenemos bajo control la mayoría de nosotros, si no de actos plenamente humanos), es decir que nuestras acciones tienen propósito.  Es ese auto-interés el que nos impele a actuar.  En el caso de emprender cualquier actividad, o una empresa comercial, tenemos este caso evidentemente.  Buscamos por nuestro propio interés mejorar nuestra situación.  Lo hace la señora de la tienda de barrio, el carpintero, el banquero, el industrial, el agricultor, el contador, el informático y el comerciante.  La ética nos dice que todos ellos deben buscar sus intereses de forma en que no vulneren la integridad física (mediante amenaza de fuerza o su uso directo) o propiedad (mediante iguales mecanismos a los cuales se añade la estafa) de terceros.  La moral nos puede decir si es bueno o malo prosperar (y la moral no puede despegarse de un conocimiento de Economía, puesto que entonces sobrevienen conflictos absurdos), y si existen por ejemplo delitos sin víctima como el "contrabando", la "usura", o la "especulación".  Pero también la ética nos puede decir si una ley (y las instituciones y personal que se destinan a su cumplimiento por parte del Estado) atenta contra los derechos individuales.  Y también la moral puede decirnos si debemos interceder en favor de un grupo de ciudadanos puesto que la vulneración de sus derechos genera un entorno en que los propios se verán próximamente amenazados, habrá efectos secundarios sobre mi propia vida, o simplemente porque queremos defender un principio sentimos que debemos involucrarnos y detener esa agresión. 

¿Cuál es la relación entonces entre los intereses y los principios? No es nada difícil.  Si la búsqueda del propio interés se efectua por medios legítimos, no existe violación de principios, por el contrario habría un principio moral en acción (el autointerés, que se opone al desinterés o sacrificio de la propia vida).  Si existe una violación de derechos (vida, propiedad, tratos libres) de un individuo o grupo de ellos aunque se trate de gente que no tenga un compromiso, ¿debo involucrarme para su defensa? En mi visión personal, sí. El que ese grupo de personas comparta o no mi visión de los derechos individuales no cambia en absoluto el hecho de que ellos tienen derechos individuales, y tienen derecho a la búsqueda de la felicidad. No saldré al auxilio (o recibiré apoyo en mi misión) solamente de quienes compartan mi visión libertaria (defensora de los derechos individuales), pues esto significaría un absurdo y un despropósito. Tengo que aceptar que vivo en un mundo en que la gente coincide con mis tesis en forma parcial (por el momento), y que su apoyo será tibio en el mejor de los casos cuando sus propios intereses no estén afectados directa y visiblemente por una intervención estatal. Es más, muy probablemente actúen sólo en defensa propia, según una visión miope o cortoplacista y no defiendan a otros actores de su sociedad. Lo que me diferencia entonces es que mi comprensión de la Ética y la Economía me llevan a ver que un entorno pacífico armoniza -hasta donde es humanamente posible- los intereses legítimos de todos, y que esas defensas puntuales no conforman una visión general si no para un puñado de nosotros. Es lo que me ha llevado a definir personalmente mi misión de vida.  No me importa si es el grande o el pequeño el afectado, cuando la fuerza organizada (gobierno, o su deformación el Estado) se utiliza contra un grupo de individuos en mi territorio, tal acción me afectará tarde o temprano.  ¿Por qué? Porque toda intervención estatal o su agravamiento (a quien le cueste seguir mi argumento, Murray Rothbard lo hace magistralmente y sin duda de forma más aguda y sistemática en "Power & Market") empobrece ética, cultural y materialmente a la sociedad en que vivo.  Y mi auto-interés me lleva a querer un entorno pacífico, próspero y culto.  Por ende, mi activismo es altamente interesado.  Y a la vez se basa en principios.  Los principios (vida, propiedad y tratos libres) que armonizan los intereses legítimos de todos en la sociedad que me rodea y la llevarán a ser próspera, pacífica y culta.  Moralmente, valga también decirlo, me siento obligado a involucrarme.

Como dijo Terencio, en el siglo II A.C., "Hombre soy y nada humano me es ajeno".   

Anuncios

Un comentario sobre “¿Existe un conflicto inherente entre principios e intereses? Una declaración de intenciones.

  1. Yo creo q los principios de una persona siempre marcan sus intereses. No voy a entrar en detalles filosoficos. Pero solo basta mencionar q Thomas Kuhn sugiere esto como una objecion al hecho de q exista en absoluto sentido a ‘free value’ science, o al menos una manera de hacerla.El problema o el fracaso del hombre proviene de cuando no basa sus intereses en sus propios principios y vive un doble standard. Eso es lo reprochable.
    Ahora en cuanto a los libertarios o al movimiento como tal, la cuestion es la forma en q cada uno desea cristalizar sus principios y ponerlos en practica, y en esta actividad como es todas otras simpre habra una division del trabajo como consecuencia de las metas que cada uno elija.Ademas en todo movimiento siempre hay basicos tipos como: el idealista o pensador original (eg Menger), los evangelistas (eg Bohm Bawerk), y los practitioners (empresarios). Y claro algunos de estos practitioners son los politicos.

Los comentarios están cerrados.