Carlos Alberto Montaner saca a la la luz algo preocupante para México, pero que debería hacernos abrir muy bien los ojos en nuestro país:

"…los servicios secretos mexicanos han detectado
que desde Venezuela le llega dinero a Andrés Manuel López Obrador,
candidato del PRD, armas a la guerrilla del Ejército Popular
Revolucionario (EPR) y heroína a los narcotraficantes. Asimismo, según
las mismas fuentes, la embajada venezolana financia copiosamente los
‘círculos bolivarianos’ que pululan en las universidades públicas,
dedicados a fomentar el culto por Hugo Chávez y la vocación
colectivista de la izquierda paleolítica mexicana."

Aquí tenemos indicios, ideas, rumores, de buenas y malas fuentes, de que Chávez esto y Chávez aquéllo. No podemos acusar al subcomandande Chávez de enviarle dinero al ex-ministro Correa para su campaña presidencial, pero hay quien lo dice en voz alta. No podemos acusar al embajador bolivariano de financiar marchas y peticiones absurdas en los movimientos indígenas, pero hay fuentes que se ratifican en esas aseveraciones, y tampoco podemos afirmar que vengan petrodólares chavistas para engordar las arcas de protocandidatos a asambleístas, ONGs desestabilizantes, movimientos bolivarianos, generales retirados, diputados rebeldes y defensores de derechos humanos.
La única verdad es que el gobierno bolivariano es pendenciero y quiere a toda costa polarizar las relaciones en América, para llevar a cabo su agenda. Ya si ésta es "horrible" como sostuvo un funcionario de la presidencia, o "bonita" como sostiene el subcomandante, es otro cuento, el quid del asunto es que quiere que SU agenda domine el espectro geopolítico del sur del Río Grande.
Afortunadamente está un poco tarde, poco a poco se irán viendo los beneficios del NAFTA y del CAFTA, y poco a poco sus aliados como Brasil irán reconociendo los beneficios de la libertad, para perjuicio del populismo.

Un comentario sobre ""

  1. Aunque parezca salido de una novela de espias, la situacion de Venezuela era como Cuba en los 70 , que enviaba entrenadores y soporte militar a Angola, Congo, etc, destruyendo esas naciones Africanas. Esperemos que el plan de Chavez no resulte, desgraciadamente es el nuevo rico del barrio y todo el mundo le quiere rendir pleitecia. Es el problema de ser paises pobres, no tenemos orgullo ni tenemos dinero, somos presa facil de cualquiera. Que pena ver a mi Ecuador convertido en mujerzuela de bar tratando de agradar al vecino rico a ver si nos da un par de reales a cambio de nuestra inocencia.

Los comentarios están cerrados.