Los que se quieren bajar de la camioneta

Abdalá Bucaram figura tristemente celebre de nuestra política nacional que como gobernante fue un desastre, sin embargo ha sido uno de los más brillantes estrategas políticos que ha tenido el país.  Su estilo patán y chabacano si bien fue el inicio de la vorágine de la última década, logró acuñar las mejores frases y las mejores campañas que se han visto en nuestra historia política.  No quiero el regreso de Bucaram pero si creo que en la actual crisis con Correa (un patán ilustrado) es necesario que recordemos la famosa cuña política en la cual junto con su mudo interlocutor Suzo Salem pedía que nadie se le baje de la camioneta.

Y es que eso parecería que está pasando con la famosa Asamblea que ante los continuos desaciertos y los pedidos de mandatos del presidente ha incumplido la tarea que se les encargó cuando fueron electos.  Figuras señeras como Martha Roldos y Alberto Acosta son las primeras que se quieren bajar de la camioneta renunciando a sus cargos dentro de la asamblea, pero hasta ahora no han tenido el aplomo de denunciar frontalmente y renunciar por completo.  Si saben que el proceso está viciado y quieren rectificar el caos que está organizandose bajo la manipulación correista hagan lo correcto, y promuevan el No.  Aunque no concuerde ideológicamente con el Dr. Acosta, y la
Dra. Marta Roldós los exorto a que sean coherentes y que se unan a la campaña por el no.

Es increible que la nueva asamblea siga adelante en este proyecto totalitario y hasta ahora la oposición impávida no logra articular una estrategia coherente para frenarla.  Todos los ciudadanos conscientes y preocupados por el futuro del país tienen que apoyar esta iniciativa. Oponerse a la asamblea no es como dice el actual Presidente Cordero un complot, es un deber patriótico que debemos asumir si queremos defender la libertad y la democracia en nuestro país.

Anuncios