Promesas, promesas

Tanta bravuconería del Presidente parece que no le sirve de nada, hoy tenemos en 2 sendas noticias de el diario el Universo y el diario Expreso de Guayaquil (reproducida abajo) las promesas incumplidas y hasta mentirosas del régime actual.  La primera trata sobre la publicidad fofa y boba sobre los puentes que está haciendo el gobierno.  Si bien es loable que finalmente el gobierno tome las riendas en la construcción de la vía pública, lo asombroso es que la publicidad de los mismos parece estar adelantada algunos meses.  El gobierno mediante spot publicitarios anuncia puentes en construcción que ni siquiera están comenzados.  El ministro de gobierno se defiende diciendo que la construcción empieza cuando se hacen los estudios, pero tal como lo explica el universo los spots no dicen eso y además muchos puentes parece que ni siquiera están en estudio. 

La segunda noticia trata sobre la reparación del Ferrocarril, obra ofrecida para finales de este mes pero que aún está en más de un 50% incompleta.  Esta vez parece que la culpa la tienen los madereros que no entregan la madera y la empresa de ferrocarriles que es burocrática.  La realidad según el reporte de diario expreso es que las certificaciones medio ambientales; otorgadas por el gobierno mismo a través del ministerio de medio ambiente para la madera usada en las vías es la causante de la demora. 

Si a esto añadimos las ya conocidas demoras en la asamblea constituyente y la nueva carta magna vemos que hay un patrón que no es nuevo en el país, pero que sí debería de ser extraño para un gobierno que se ha vanagloriado de usar el autoritarismo para supuestamente agilizar el logro de sus promesas.  En definitiva siguen siendo ineficientes, burocráticos y ahora ya ni siquiera son democráticos si no que tambien autocráticos.  Tanta bravuconada para nada, lo único que hemos logrado es espantar la inversión extranjera con el famoso mandato minero, involucrarnos en un conflicto que ni siquiera es nuestro y tal como la serie el tunel del tiempo, quedarnos atrapados en el pasado como en la famosa serie Perdidos en el tunel del tiempo de los 60’s.

Ferrocarril necesita de 2.800 árboles
               
71.852 durmientes de guayacán y moral se requieren para el tramo Quito – Latacunga
               
Redacción Quito

El incumplimiento en la rehabilitación del
ferrocarril tiene un principal culpable: la falta de madera
(durmientes). Así lo dicen los directivos de la Empresa de
Ferrocarriles del Ecuador, quienes rechazan que la demora se deba a
prácticas “burocráticas”, como lo señaló el presidente Rafael Correa en
su última cadena.
                   
La Empresa tenía
programado utilizar 71.852 durmientes para la rehabilitación del tramo
Quito-Latacunga (97 kilómetros). Sin embargo, hasta la fecha, los
contratistas solo han entregado 13.000 maderos que ya han sido
colocados en parte de los 25 kilómetros que comprende la ruta
Quito-Tambillo.
                   
Sin embargo, según explica Jesús Loya, gerente general de la entidad,
para este último tramo aún faltan 6.000 durmientes adicionales que no
han podido ser entregados todavía.
                   
La Empresa de Ferrocarriles tenía programado recibir los 71.852
durmientes de 10 contratistas. Estos entregarían el material procedente
de un 60% de árboles de guayacán y de moral fino; y otro 40% de moral
bobo. Sin embargo, solo han cumplido con un 12,5% del contrato.
                   
Además, la tala de estas tres especies está condicionada por el
Ministerio del Ambiente. Por ello, para su venta se requiere cumplir
con un plan de manejo, acceder a una licencia de aprovechamiento para,
al fin, poder trasladarlas desde los bosques hasta las vías férreas.
                   
Este traslado también requiere que el Ministerio del Ambiente expida
guías de circulación; y todo este proceso “ha demorado los trabajos de
rehabilitación”, afirma Frank Gualsaqui, ingeniero forestal de la
Empresa.
                   
“No se ha recibido un solo durmiente que no cuente con las guías
reglamentarias”, agrega Gualsaqui, quien explica que cada árbol da
alrededor de 25 maderos para las vías férreas. Esto implica la
necesidad de talar unos 2.800 especímenes.
                   
Hans Thiel, experto forestal, sostiene que esta tala no implica un gran
impacto forestal si se “la ejecuta de una manera sustentable”. El
guayacán, el moral fino y el moral bobo no son especies en extinción,
agregó.
                   
De hecho, según Thiel, es más nocivo para el ambiente la utilización de
durmientes de hormigón que “contribuyen al calentamiento global”.
                   
De todas formas, Loya explica que en el plan de la Empresa consta
reducir paulatinamente la utilización de los durmientes de dichos
árboles. Una de las alternativas que se manejó fue usar madera tratada
y para ello, en diciembre pasado, se convocó a un concurso
internacional; pero no hubo oferentes.
                   
El problema, sostiene Gualsaqui, es que no hay ninguna empresa nacional
que pueda entregar 300.000 durmientes que se requerirían para la
rehabilitación de los 965,6 kilómetros que comprende toda la obra.
                   
Por lo pronto, según afirma Emiliano Ullauri, secretario general de los
trabajadores, se está gestionando con el Ministerio de Defensa un
helicóptero Puma para el traslado de los maderos desde el Oriente hasta
la zona donde se ejecutan las obras.
                   
Con todo esto, el Presidente no podrá cumplir con su deseo de inaugurar
la ruta Quito-Durán (como lo anunció hace un año) y tendrá que
conformarse con la vía Quito-Tambillo. (GFS)

                  

>> inauguración

                  

Solo Quito-Tambillo estará listo

                  

La
vía completa del ferrocarril comprende un total de 965,6 kilómetros de
longitud. Según reconoce el gerente de la Empresa de Ferrocarriles,
Jesús Loya, estaría lista en dos años.
                   
Hace ya casi un año, el presidente Rafael Correa ofreció que al
cumplirse cien años de la obra del ex presidente Eloy Alfaro, el tren
entre Quito y Durán estaría rehabilitado.
                    Pero al estar por cumplirse la fecha, la semana pasada se dijo que solo sería el tramo Latacunga-Quito.
                   
Pero incluso ese ofrecimiento quedará incumplido, ya que hasta el
próximo 25 de junio, cuando se cumplen los 100 años del ingreso del
ferrocarril a la capital, solamente podría entregarse la rehabilitación
del tramo entre Quito y Tambillo, con un recorrido de apenas 25
kilómetros.
                   
Este tramo representa cerca del 40% del que se debía entregar el
próximo 25, como primera etapa de la rehabilitación.
                   
Pero a la par con estos trabajos se lleva adelante la rehabilitación de
las demás secciones del recorrido, incluyendo las 27 estaciones; para
ese trabajo específico se presupuestaron 23 millones de dólares.
                   
El costo total de la obra fue definido en $ 240’000.000, de los cuales,
en diciembre pasado, se entregaron $ 20’000.000.
                   
Pero de ese monto, hasta la fecha solamente $ 6’000.000 han sido
cancelados a los contratistas, en especial a los proveedores. (GFS)

                  

>> directorio

                  

Renuncia de gerente en análisis

                  

El
gerente general de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador, Jesús Loya,
presentó ayer su renuncia al directorio de la entidad.
                   
Se prevé que el organismo, presidido por el ministro de Transporte,
Jorge Marún, analice el tema en la reunión que mantendrá este jueves.
                   
Loya dijo que respetará la decisión del directorio. Sin embargo, ante
su eventual salida, rechazó el calificativo de “burócrata” que el
presidente Rafael Correa le endilgó.
                   
“He resucitado a un muerto”, afirmó el gerente en referencia al trabajo
que, desde julio de 2007, ha realizado al frente de la Empresa de
Ferrocarriles. (GFS)

                  

>> Gremial

                  

Empleados anuncian respaldo

                  

Los
trabajadores ferroviarios realizarán, este jueves, una asamblea para
definir qué medidas tomarán si se concreta la salida del gerente
general, Jesús Loya.
                   
Emiliano Ullauri,
secretario general de los trabajadores, consideró que la decisión de
separar del cargo a Loya fue “muy apresurada”.
                   
Ullauri recalcó que la actual gerencia logró poner en marcha la
rehabilitación del ferrocarril que, según dijo, “en otras
administraciones nunca se concretó”.
                   
                  Por ello, los trabajadores ferroviarios respaldan a Loya e incluso no descartan una paralización. (GFS)

Anuncios

One thought on “Promesas, promesas

  1. Spot radial: haga un recorrido socio, la revolución vial está en marcha… MENTIRA!!! (según un comentario en diario capitalino). El ecomunista sonrisitas Correa ta desesperao. ¿Apurados, no? ¡Ojalá no adelanten el Referéndum antes que la Constitución! (Roque, El Comercio, junio 10, 2008). Mientras continue esa obcecación x el Estado empresario en lugar de limitarse a trazar reglas claras del juego, le van a seguir reventando los problemas en la cara a la neopartidocracia, desapareciendo el momento mágico de chabacanería y tonos burlescos para volvernos a la realidad.

Los comentarios están cerrados.