La era del cobre

Estas son las grandes oportunidades que el país debe estar discutiendo, en lugar de tratar de reformar la constitución y ver como se reparten una vez más el país entre uno o dos. Debemos debatir que nos conviene más, explotar el cobre, pagar deuda y mejorar nuestro nivel de vida, con un precio ambiental o no explotarlo y buscar nuevas maneras de salir adelante.  Aplastar abajo para leer el artículo la era del Cobre escrito por Maria Teresa Escobar y publicado originalmente en América Economía

La era del cobre

por María Teresa Escobar Quito

Publicado originalmente en AMERICA ECONOMIA:

La era del cobre María Teresa Escobar Quito El cobre sacó a la humanidad de la edad de piedra. ¿Podrá ayudar a los ecuatorianos a salir de una economía petrolera en declive? La respuesta no es simple. El presidente Rafael Correa anunció que creará un Ministerio de Minas que se encargará del tema, debido a que la explotación de minerales es mal vista por ambientalistas y líderes indígenas. El problema es que, a diferencia de Chile, Ecuador tiene sus yacimientos en zonas selváticas o en las proximidades de reservas ecológicas, rodeadas de aldeas indígenas. La intención de Correa y de su ministro de Energía, el economista Alberto Acosta, es encontrar un modelo de desarrollo post petrolero, pero su posición está lejos de ser cómoda: el gobierno llegó al poder con el apoyo de los mismos sectores que se oponen a la minería. De acuerdo a exploraciones iniciales, el país tiene dos de los mayores depósitos de cobre no explotados del mundo: Mirador y Junín. Y aunque ninguno de ellos ha superado la fase de exploración, desde diciembre la oposición de líderes indígenas y ecologistas ha conseguido bloquear las actividades de una decena de empresas, entre ellas las titulares de esas dos concesiones: las canadienses EcuaCorriente y Ascendant Copper. Ésta ha afrontado invasiones a sus campamentos y ambas han debido retirar a sus trabajadores para prevenir enfrentamientos con los activistas, entre ellos el ex diputado indígena Salvador Quishpe y un carismático alcalde de la ciudad de Cotacachi, Auki Tituaña. Riesgo de bloqueo El dilema de Correa es que mientras las reservas petroleras y la producción de hidrocarburos declinan, Ecuador tiene potencial para ser uno de los mayores exportadores mundiales de cobre. Tiene sus reservas intactas, mientras que las de productores como Chile caen. "El país está a punto de entrar en una fase de producción que significaría una bonanza minera que tome la posta de la petrolera", dice el analista económico Walter Spurrier. Si el gobierno busca una economía post petrolera, tendrá que pensar en serio en las opciones. Correa ha prometido aumentar el gasto social y la inversión del Estado, pero le harán falta recursos. "Vivimos en un espejismo petrolero. El punto no es preguntarse si esto va a hacer crisis sino cuándo", advierte el director del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera. Cree que el gasto sustentado sólo en los ingresos petroleros es insostenible. Y es ahí donde aparece la promesa del cobre. Según los representantes de las empresas mineras, Correa ha dejado entrever que quiere conversar con ellas para subir del actual 42% al 50% la participación del país en las utilidades brutas de la explotación de metales, pero nadie sabe cómo va a resolver la ecuación con los líderes indígenas. A pesar de la sed de nuevas fuentes de ingreso de Ecuador, "no se puede descartar que el tema de las minas termine en un bloqueo", dice Francisco Ventimilla, el gerente de Ascendant Copper. Aún si la participación del Estado se mantuviera en 42%, Ecuador recibiría por la explotación de los tres mayores yacimientos de cobre US$ 75 mil millones por impuestos y otras regalías en los próximos 10 años. "Es dinero suficiente para pagar siete veces la deuda externa del país", dice César Espinosa, vicepresidente de la Cámara de la Minería de Ecuador. Tres de los yacimientos descubiertos –Mirador, Junín y Chaucha– tienen reservas por US$ 167.000 millones. "Eso es más plata, a largo plazo, que la que conseguimos con el petróleo", dice Ventimilla. Los ejecutivos de Ascendant Cooper aseguran que Junín, al norte del país, es uno de los mayores depósitos de cobre de Sudamérica. Tiene al menos 21.000 millones de libras de cobre, según la consultora minera Micon International. En Ascendant Copper creen que su potencial es superior incluso al de la mina chilena Escondida, teniendo en cuenta que además hay reservas de 864 millones de libras de molibdeno. La empresa también tiene la concesión del yacimiento de Chaucha, en el que tiene un acuerdo de explotación con el chileno Andrónico Luksic. Ventimilla reconoce que ya hay preocupación en el mercado por una posible entrada de Ecuador. "Si no hay un acuerdo para limitar la explotación, los precios van a bajar cuando Ecuador ingrese con un gran volumen de ventas en el mercado internacional", dice. Según los cálculos de Ascendant, cuando los yacimientos estén en producción, Ecuador se convertirá en el segundo exportador mundial de cobre dentro de unos diez años. El cinturón El segundo gran yacimiento más avanzado en la exploración es el proyecto Mirador. EcuaCorriente estaba a punto de empezar a construir la mina cuando activistas lograron que gobierno de Alfredo decretara una moratoria en las actividades mineras, que aún sigue vigente. En un informe para sus accionistas en la Bolsa de Toronto, la empresa alega que Mirador es "el único nuevo distrito cuprífero de primer orden descubierto en América del Sur en las últimas dos décadas". Con unos 11.000 millones de libras de cobre, tendrá ventas anuales por US$ 348 millones, entre 2008 y 2013. Es una de las cuatro únicas minas de cobre en el mundo (las otras tres se encuentran en África) casi listas para empezar a producir. "Las nuevas minas son escasas, porque el proceso de desarrollo de cada una toma unos 10 años", explica el vicepresidente de EcuaCorriente, Leonardo Elizalde.

Anuncios

Un comentario sobre “La era del cobre

  1. Estoy de acuerdo con algunas de las precisiones que se hacen en el artículo, pero creo que es vital comentar algunas cosas:
    Esa muletilla de “aunque nos pgauen tanto o cuanto” ya debería estar ELIMINADA del lenguaje de los “comentaristas y opinólogos” ecuatorianos…..creer que se nos puede dar un poco menos por nuestras riquezas es por lo menos algo ESTÚPIDO….si vas a U.S.A. y les quieres comprar por “un poco menos” sus bienes, los gringos simplemente no te venden o te dan menos, eso es el capitalismo….no sé porque nosotros debemos conformarnos con el 42% si debemos recibor por lo menos el 50% de nuestra riqueza minera.
    Lo segundo, esa otra muletilla de que “hay para pagar cuantas veces la deuda externa” es por lo menos de mal gusto, por no decir, que suena a cosa que viene de los corruptos que son acreedores de algunos tramos de deuda ecuatoriana…….acá lo PRIMERO QUE SE DEBE HACER CON LA PLATA DE LA MINERÍA ES CAPITALIZAR LO SUFICIENTE AL ESTADO, PARA QUE COMPRE PARTICIPACIÓN EN LAS EMPRESAS MIXTAS QUE SE CREEN PARA LA EXPLOTACIÓN DE ESTA RIQUEZA, DE MANERA QUE GRADUALMENTE TOME EL CONTROL FINANCIERO DE ESTA EXPLOTACIÓN, PARTICIPACIÓ QUE MIENTRAS PUEDE NEGOCIAR CON NACIONALES O EXTRANJEROS EN CONDICIONES MÁS CONVENIENTES…….eso de “pagar la deuda” me suena a cuento viejo que ya cansa……eso mismo se decía que se iba a hacer con el petróleo, y allí estamos, con más de 70.000 millones de dólares en infresos petroleros en casi 4 décadas de explotación y sin embargo, estamos endeudados con más de 15.000 millones, todo porque no se ha invertido en desarrollo, sino que se ha despilfarrado en corrupción y politiquería.
    Finalmente se debe hacer una explotación RACIONAL Y ECOSUSTENTABLE, porque la idea no es que quede un infierno allí donde se saca la riqueza….además, los dueños de la tierra, o sea, todos nosotros, en especial los pueblos originarios que pueblan esas tierras, deben ser indemnizados y beneficiados de manera recíproca a la riqueza que se extraiga…..basta de esas payasadas de que se sacan millones al día en el Oriente, para hacer malecones 2000, Samborondones y demás gastos suntuarios…..así es insostenible un modelo de acuerdo con los pobladores y ecologistas……….se debe explotar racionalmente, minimizando al máximo los impactos y gastando una proporción sana y racional de lo ganado en subsanar al máximo los daños causados……sino, sería entonces peor la consecuencia que nos quede que lo mucho o poco que ganemos con la explotación……….es por esto que se necesita cobrar y obtener EL MÁXIMO DE GANANCIA EN ESTOS NEGOCIOS, Y NO “AL MENOS EL 42%” COMO ALGUIEN EN TOTAL MUESTRA DE”INOCENCIA” O QUE SE YO, SUGIERE POR ALLÍ
    COMENTARIO ABA:
    Estimado Dr Elizalde,
    agradezco su comentario, aunque le pediria por respeto a los otros comentariso que no use palabras como estupido o demas, en libertad todas las opiniones tienen valor. Despues de todo escuchamos a Chavez, a Ortega y a nuestro Correa hablar cosas que no tienen mucha logica. El problema de la deuda externa, es que gobiernos corruptos la han contratado para robar, estos personajes hoy viven en grandes lujos y en gran impunidad, el primer paso seria buscarlso, buscar sus fondos, y, a traves de las cortes meterlos presos. LA SOLUCION FACIL ES NO PAGAR LA DEUDA, EL PROBLEMA, COMO LA EXPERIENCIA DEMUESTRA (TOMEMOS EL CASO DE HONDURAS) ES QUE SE CONDONA DEUDA Y LOS GOBIERNOS, PARA SOLVENTAR SUS MALOS MANEJOS VUELVEN A PEDIR PRESTAMOS, AL ANIO SIGUIENTE. El gobierno debe vigilar a las empresas, asegurarse que paguen todos los impuestos (que en el caso de la mineria deben ser altos por el dano ambiental, pero no ilogicos, si se cobra el 99% como lo hacen ahora en Ecuador, lo unico que pasa es que se invierte poco en nuevas exploraciones, estas son medidas que las debe tomar un experto en el tema), cumplan con los planes de manejos ambientales y pague lo justo a sus empleados. El momento que el estado se mete en una empresa, la empresa fracasa, se llena de politicos, de sobrinos de los gobernantes, etc etc etc. Aprecio su opinion, pero mi opinion es que la solucion es otra.

Los comentarios están cerrados.