Soy Bolivariano

Soy Bolivariano porque creo en la libertad, en el respeto a los derechos fundamentales del individuo, en el reconocimiento de la soberanía de los Estados y porque no comulgo con la tiranía ni con la anarquía. Admiro al Libertador por la coherencia de sus ideas y por su admiración del proceso revolucionario norteamericano que llevó a la instauración democrática de un verdadero sistema Republicano, con separación de poderes, gobierno limitado y libertades individuales. Me considero un seguidor profundo del pensamiento de Bolívar por su liberalismo, por su defensa del libre comercio, de la propiedad privada y del Imperio de la Ley.



Soy Bolivariano porque comparto las lecturas del Libertador, porque estoy seguro, como lo estuvieron en su momento Bastiat y Bolívar, de que incluso “el más esclarecido Legislador es la causa inmediata de la infelicidad humana,” y porque los escritos que la lucidez de Daniel O’Leary no permitió que desaparezcan lo catalogan como un liberal clásico que fue el padre de cinco Repúblicas.

Soy Bolivariano, o más bien quiero serlo, porque eso significa ser liberal, ser iluminado, tener honor, coraje, valentía y conocimiento profundo de la realidad y de la historia. Ese es el verdadero Bolívar y quien lo alcance será un verdadero Bolivariano.
Ahora el ser Bolivariano no es más que un golpe de imagen, una identidad mediática y un boleto casi seguro a la segunda vuelta electoral, a una que otra diputación y a cientos de concejalías y consejerías. Cualquiera asume una banderita tricolor y toma el nombre del Libertador para justificar su causa. ¡Qué diría el prócer al ver distorsionados su nombre y su pensamiento!

Tantos movimientos “Bolivarianos” como constituciones políticas ahora proliferan en nuestro país. Por desgracia, su ideología no es la de Bolívar, así como su liberalismo no es el de Alfaro. Tienen el nombre, lo utilizan y lo manipulan. Responden a una nueva corriente que se enraíza en nuestra América y que arrastra pobreza, opresión y conculcación de libertades. Es la corriente populista, la de la alternativa inentendible, la de la masonería Express del dictócrata, del etnocentrismo y del represivo librito azul.

En esta época electoral y antes de dejarse convencer por las palabras bonitas de candidatos "Bolivarianos", nuestro país debe conocer al verdadero Libertador, aquél que juró en el monte Aventino liberar de la opresión a los pueblos americanos, aquél que profetizó que “tiranuelos imperceptibles de todos los colores y razas” como los que ahora toman su nombre serían parte de la ruina de nuestras naciones y aquél que nos inculcó los valores republicanos y liberales que, afortunadamente, aún subsisten entre la gente y que solo esperan ser despertados.

Soy Bolivariano porque soy liberal, no porque llevo una boina roja.

Anuncios

Un comentario sobre “Soy Bolivariano

  1. Desde Ecuador: Soy Bolivariano

    Publicado originalmente en ¡Cambiemos Ecuador! por Jaime Izurieta.
    Soy Bolivariano porque creo en la libertad, en el respeto a los derechos fundamentales del individuo, en el reconocimiento de la soberanía de los Estados y porque no comulgo con la t…

Los comentarios están cerrados.