Archivo de la categoría: Science

Roberto Gilbert

Una mancha negra o creciente lunar de bordes irregulares en mi rostro me indujo a un examen en Solca. El resultado, afortunadamente, no fue melanoma maligno. Pero me salió una grave afección en la vesícula.

Por otro asunto, pero con los exámenes en la mano, acudí a donde Roberto  Gilbert a requerir de él su autorización para reponer, por mi cuenta, el nombre de mi padre Pio López Lara en el Complejo Deportivo que lleva su nombre y  cuyas letras, por falta de mantenimiento, se habían caído del muro de la calle Cuenca.  Su inmediata reacción fue ordenar su reposición por cuenta de la Federación, pues según él era lo pertinente.

Al  observar los exámenes en mis manos, y ver resultados, me dijo. Esto es una emergencia. Mañana te opero. Y así fue. Excelente. Su acción quirúrgica y el post operatorio fueron estupendos. Los protocolos de cumplimiento en su Clínica Guayaquil están a nivel internacional.

Recapacité  y recordé,  entonces,  al amigo en su real dimensión. Sencillo, afable, dinámico, cordial. Versátil. Observé su proceder meticuloso y enérgico, exigente y firme para que el orden, limpieza y responsabilidad sean la tónica de sus colaboradores. La salud y la vida son sus prioridades. De su trabajo científico no cabe duda.

Y de su experiencia activa en los deportes, practicó básquet, futbol, tiro práctico, beisbol, esquí acuático, karting, gimnasia olímpica y fuerabordismo que han sido su pasión y relajante, son proclives a la eficiencia de su accionar científico como cirujano.

Este amigo, que fluidamente  habla castellano, inglés, francés, alemán  e italiano .realiza operaciones gratuitas y atención en una Fundación que lleva su nombre y de la que se benefician cientos de niños de familias pobres que además practican deportes e integran equipos. Aprenden a ser deportistas y ciudadanos de bien.

Ejerce  un dinámico voluntariado del deporte. Sus proyectos de gran impacto social van de la mano con el ejercicio de la dirigencia amateur en la Fedeguayas. Es su Presidente. Ha realizado  como directivo cursos vacacionales gratuitos para incentivar el deporte en la juventud. En su gestión miles de niños y jóvenes reciben sin costo uniformes completos.  Profesores especializados  monitorean los cursos para seleccionar los talentos juveniles que serán enrumbados en las variadas disciplinas deportivas.

La Federación Deportiva del Guayas, en su administración, ha realizado labores silenciosas pero profundas y de enorme repercusión social. Gilbert está fraguando al deporte del futuro.  Y en su gestión como dirigente deportivo  siembra y motiva los elementos básicos de la conducta.   Mente sana en cuerpo sano. Y, en la competencia, el juego limpio (fair play).  

 

‘Geoengineering’, un concepto interesante

Desde su aparición en la Tierra, la humanidad ha procurado su bienestar dominando la naturaleza.  Si en comienzo fue cazar bestias, prenderle fuego a unas ramas secas y recoger agua de lluvia en un cuenco; después fue criar hatos ganaderos, construir calderas y plantas hidroeléctricas.

Ahora puede ser el turno de la 'geoingeniería'.

Este neologismo está empezando a aparecer con frecuencia en los medios de habla inglesa ('Geoengineering'), y presumo que también sus equivalentes en otras lenguas.  Se trata de una serie de propuestas destinadas a contrarrestar los efectos del cambio climático mediante la intervención directa y deliberada en el ambiente, en lugar de atacar las causas (reales o supuestas).

Algunas de las iniciativas, que cuentan con el aval de reconocidos científicos, son:

"Ahumar" la atmósfera de manera que una mayor proporción de los rayos solares sean reflejados de vuelta al espacio, reduciendo las temperatura en la Tierra; absorber el exceso de CO2 mediante plantas o procesos químicos; asegurar en su sitio los glaciares de los casquetes polares para que no caigan a los mares y aumenten el nivel de éstos.  (Fuente: The Economist)

Según sus promotores, estas alternativas serían mucho más económicas, rápidas y fáciles de implementar que los bonos de carbón o el dudoso Protocolo de Kioto.

Claro que al pretender modificar el entorno climático a tan gran escala, estamos entrando en un lugar no explorado antes por la ciencia, cuyas consecuencias podrían ser peores que los males que queríamos combatir en un comienzo.  

Es un riesgo que, sin duda, deberemos de asumir responsablemente, sin atavismos ni falsa moral.

El vínculo que aparece arriba los llevará a la página web de The Economist, que explica con detalle los mecanismos mencionados.  Vale la pena leerlo.