Roberto Gilbert

Una mancha negra o creciente lunar de bordes irregulares en mi rostro me indujo a un examen en Solca. El resultado, afortunadamente, no fue melanoma maligno. Pero me salió una grave afección en la vesícula.

Por otro asunto, pero con los exámenes en la mano, acudí a donde Roberto  Gilbert a requerir de él su autorización para reponer, por mi cuenta, el nombre de mi padre Pio López Lara en el Complejo Deportivo que lleva su nombre y  cuyas letras, por falta de mantenimiento, se habían caído del muro de la calle Cuenca.  Su inmediata reacción fue ordenar su reposición por cuenta de la Federación, pues según él era lo pertinente.

Al  observar los exámenes en mis manos, y ver resultados, me dijo. Esto es una emergencia. Mañana te opero. Y así fue. Excelente. Su acción quirúrgica y el post operatorio fueron estupendos. Los protocolos de cumplimiento en su Clínica Guayaquil están a nivel internacional.

Recapacité  y recordé,  entonces,  al amigo en su real dimensión. Sencillo, afable, dinámico, cordial. Versátil. Observé su proceder meticuloso y enérgico, exigente y firme para que el orden, limpieza y responsabilidad sean la tónica de sus colaboradores. La salud y la vida son sus prioridades. De su trabajo científico no cabe duda.

Y de su experiencia activa en los deportes, practicó básquet, futbol, tiro práctico, beisbol, esquí acuático, karting, gimnasia olímpica y fuerabordismo que han sido su pasión y relajante, son proclives a la eficiencia de su accionar científico como cirujano.

Este amigo, que fluidamente  habla castellano, inglés, francés, alemán  e italiano .realiza operaciones gratuitas y atención en una Fundación que lleva su nombre y de la que se benefician cientos de niños de familias pobres que además practican deportes e integran equipos. Aprenden a ser deportistas y ciudadanos de bien.

Ejerce  un dinámico voluntariado del deporte. Sus proyectos de gran impacto social van de la mano con el ejercicio de la dirigencia amateur en la Fedeguayas. Es su Presidente. Ha realizado  como directivo cursos vacacionales gratuitos para incentivar el deporte en la juventud. En su gestión miles de niños y jóvenes reciben sin costo uniformes completos.  Profesores especializados  monitorean los cursos para seleccionar los talentos juveniles que serán enrumbados en las variadas disciplinas deportivas.

La Federación Deportiva del Guayas, en su administración, ha realizado labores silenciosas pero profundas y de enorme repercusión social. Gilbert está fraguando al deporte del futuro.  Y en su gestión como dirigente deportivo  siembra y motiva los elementos básicos de la conducta.   Mente sana en cuerpo sano. Y, en la competencia, el juego limpio (fair play).  

 

Guayaquil 2011

Nunca antes en Guayaquil se ha dado un crecimiento como el que ahora se observa. Mi ciudad avanza pese a los pérfidos  ataques  que, casi a diario,  realiza el Presidente Rafael Correa contra el  Alcalde Jaime Nebot. La demagogia y el ego, carentes de altura y nobleza, que el Presidente evidencia contra Guayaquil no detienen el frenesí de trabajo que se ha impuesto desde el Municipio.

La ciudad más invadida del Ecuador, a la que vienen  ecuatorianos de todas las provincias, cantones y recintos de la sierra, el oriente y la costa a trabajar y a radicar sus familias en busca de progreso y bienestar, que no existe en sus lugares de origen.

Bienvenidos sean. Son fuerza que trabaja y consume.  Las  obras del Municipio  y su Alcalde,  ayudan a los pobres proporcionándoles trabajos de albañil, gasfitero, fierrero, electricista y decenas de oficios más.

Es Guayaquil la mayor y primera generadora de trabajo  en Ecuador  y el Municipio de Guayaquil el primer empleador directo e indirecto de la ciudad.

El trabajo del Alcalde Nebot por obras que hacen de Guayaquil un referente estético y estructural, para todo el Ecuador y muchas otras urbes del mundo lo ubica ya en la historia  con singular  procerato.

Pero no es solo el maquillaje urbano como dice con envidia Correa, sino la obra social en beneficio de inmigrantes pobres y de los ciudadanos comunes que viven en esta ciudad.

El plan habitacional Mucho lote,  para familias de bajos recursos y el sistema de transporte masivo, así como programas de alimentación, educación, salud y seguridad  son de enorme dinamia y beneficio social sin precedentes en la historia.

La remodelación del cerro de Santa Ana, precioso  atractivo turístico de la ciudad, es un ejemplo de los dinámicos y variados programas de regeneración urbana que realiza en toda la ciudad y su continuo mantenimiento.

El aeropuerto José Joaquín de Olmedo, el nuevo terminal terrestre Jaime Roldós, las nuevas autopistas, el Puerto Santa Ana, el barrio chino, los nuevos malecones universitario y del suburbio, los nuevos puentes vehiculares y peatonales  impulsan el desarrollo de Guayaquil.

Bien por Nebot, Mejor por Guayaquil.